.

14:33hrs


domingo, 23 de septiembre de 2018

¿Sabías que en el mar también hay bosques?

En México se desarrollan principalmente en las costas de la Península de Baja California, Golfo de México y Mar Caribe.

Se conocen también como bosques de Kelp, bosques de sargazos o bosques de laminariales.

Estos bosques submarinos están formados principalmente por algas pardas de gran tamaño y algas de tonalidades rojas y verdes.

Pueden llegar a medir hasta 30 metros de altura en su búsqueda de los rayos solares. Son hogar de gran cantidad de organismos de importancia pesquera.

Su productividad es comparable a los arrecifes de coral, humedales y selvas tropicales.

Ahí viven los carismáticos lobos marinos. También se desplaza el elefante marino del norte junto a una gran variedad de cangrejos, caracoles y peces.

Las principales amenazas que enfrenta este ecosistema son las tormentas, la abundancia de organismos herbívoros y los fenómenos climáticos que afectan la temperatura y los nutrientes.

Los bosques marinos son importantes barreras naturales porque disminuyen la fuerza destructora del oleaje en las playas, fijan en el carbono, ayudan a mantener la calidad del agua y estabilizan el suelo marino.

De estos bosques también se obtienen minerales, vitaminas y aminoácidos que se emplean para hacer cremas o para elaborar suplementos alimenticios y medicamentos de forma deshidratada.

Aunque son invisibles desde tierra tienen gran influencia en los organismos marinos y en la protección de costas y playas.

De entre los sitios con bosques de macroalgas que se encuentran con alguna categoría de protección son los Parques Nacionales Cabo Pulmo y Bahía de Loreto, así como la Reserva de la Biósfera el Vizcaíno.

Fuente: CONABIO

Con información de: https://www.gob.mx/semarnat