.

23:20hrs


miércoles, 20 de junio de 2018

Por qué deberías seguir comiendo carbohidratos: especialistas responden

Los carbohidratos han ganado una mala reputación últimamente. Dicen que engordan, que son malos para la salud y las dietas de moda los prohíben como si fueran la peste, pero la realidad es distinta. ¿A quién no le gusta comer una tostada con mermelada por la mañana, o una rodaja de pizza en la noche? Todos los excesos son perjudiciales y eso incluye eliminar los carbohidratos, uno de los nutrientes principales de la alimentación.

Los carbohidratos son necesarios porque son los responsables de darle energía al cuerpo. Según una entrevista de Hindustan Times con la nutricionista Jaee Khamkar: «cuando consumimos carbohidratos la enzima amilasa los convierte en glucosa, la fuente principal de energía que el cuerpo usa para potenciar la actividad celular. El corazón, cerebro, los riñones y los músculos necesitan carbohidratos para funcionar».

¿Qué puede pasar si sigues una dieta baja en carbohidratos?

pan integral
YULIA SVERDLOVA VIA SHUTTERSTOCK

Estas son tan solo seis cosas que pueden sucederte si dejas de comer carbohidratos:

  1. Debilidad: si los carbohidratos son la principal fuente de energía del cuerpo, entonces ¿qué sucede cuando los abandonas? Al principio vas a experimentar mucho cansancio, al menos hasta que que el cuerpo se adapte y consiga su energía a través de otras fuentes. Esta es la base de la dieta Keto: al reemplazar los carbohidratos por las grasas obliga al cuerpo a conseguir la energía a través de las cetonas, pero hasta que esto no suceda es común que los seguidores de la dieta se sientan cansados y enfermos.
  2. Mal aliento: las dietas bajas en carbohidratos hacen que el cuerpo consiga su energía a través de cetonas, pero el exceso de ese compuesto puede causar mal aliento.
  3. Estreñimiento: si no recibes fibra a través de tus alimentos, puedes terminar con problemas para ir al baño. Sin embargo, según Khamkar, «puedes evitarlo incluyendo vegetales en tu dieta, ya que tienen fibras solubles que desaceleran el movimiento de la comida en el intestino y garantiza la digestión completa de los alimentos».
  4. Deshidratación: la ketosis (el estado en el que entra una persona cuando su cuerpo consigue energía a través de las cetonas) tiene un efecto diurético y eso puede resultar en la deshidratación.
  5. Calambres musculares: la deshidratación y la falta de nutrientes en la dieta puede impactar de forma negativa los músculos y hacer que los calambres se conviertan en algo común.
  6. Necesidad de comer azúcar: los carbohidratos se convierten en glucosa y pueden subir o mantener los niveles de azúcar en la sangre, pero si no son parte de tu dieta es probable que sientas la necesidad de comer más azúcar o que experimentes hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).

Si tiene todas estas desventajas, ¿por qué algunas personas los eliminan de la dieta? Porque es más fácil perder peso con una dieta baja en carbohidratos. Muchos creen que son malos porque se encuentran en una variedad de comida chatarra, como las galletas dulces y las donas. Sin embargo, los carbohidratos son esenciales para la salud, solo hace falta saber cuáles elegir.

Hay dos tipos de carbohidratos: los simples, es decir, alimentos procesados y que solo sirven para aumentar los niveles de azúcar en la sangre, y los complejos, que son ricos en fibra. La clave es escoger productos que tengan del segundo tipo, ya que son más completos y nutritivos. Eso no significa que no puedas disfrutar de una dona dulce de vez en cuando, pero siempre en moderación. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Con información de: https://www.vix.com