Internacionales

Celebra Polonia sus aplazadas elecciones presidenciales.

  • Luego de un retraso de más de un mes debido a la pandemia de coronavirus, Polonia celebra sus elecciones presidenciales, sin que exista ningún favorito claro

Varsovia, 28 de junio del 2020.- Los polacos empezaron hoy a votar en unas elecciones presidenciales previstas para mayo pero que se demoraron por la pandemia del coronavirus.

El presidente, Andrzej Duda, un conservador de 48 años respaldado por el gobernante partido nacionalista Ley y Justicia, se enfrentaba a otros 10 candidatos para buscar un segundo mandato de 5 años.

El resultado de las presidenciales determinaría si el partido en el gobierno mantenía su monopolio casi total sobre el poder político en Polonia.

Los últimos sondeos mostraban que ningún candidato parecía con opciones de obtener el 50% de votos necesario para ganar en primera vuelta. En ese caso, los dos más votados se enfrentarían el 12 de julio.

Los centros electorales permanecerían abiertos hasta las 21:00 (1900 GMT) y los sondeos de salida se anunciarían inmediatamente después.

Los resultados finales se esperaban para el miércoles como tarde.

Polonia no se ha visto tan afectada por la pandemia como otros países en la Europa Occidental, y la mayoría de la gente votaba en persona, aunque debían utilizar mascarillas y mantener otras normas de higiene.

También había una opción de voto por correo, que se impuso como obligatoria para miles de votantes en algunas regiones del suroeste del país con tasas de contagio más altas.

Para el domingo, Polonia había confirmado casi 34 mil casos de covid-19 entre sus 38 millones de personas, con más de mil 400 muertes.

La campaña de Duda se ha centrado en defender los valores tradicionales en un país de mayoría católica, además de prometer un aumento del nivel de vida a la altura de la Europa occidental. Se posicionó en contra del matrimonio y la adopción por parte de homosexuales y tachó el movimiento de derechos LGTB como una “ideología” peligrosa.

Esa clase de retórica, junto con leyes que han aumentado de forma considerable el poder del conservador Ley y Justicia sobre el sistema judicial y su capacidad de emplear los medios para defender la imagen del gobierno, han aumentado la preocupación porque Polonia esté siguiendo los pasos de Hungría en la erosión de normas democráticas establecidas tras la caída del comunismo hace tres décadas.

El principal rival de Duda es el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, también de 48 años, que tiene el apoyo de Plataforma Cívica, un partido centrista.

En su campaña, Trzaskowski ha prometido mantener los populares programas de gasto social de Ley y Justicia y restaurar varias normas constitucionales.

Trzaskowski entró en la campaña tras la cancelación de las elecciones previstas para el 10 de mayo debido a la pandemia. El sólido apoyo a Duda, reforzado por la cobertura elogiosa de los medios públicos, empezó a caer cuando se levantaron las medidas de confinamiento y otros candidatos pudieron hacer campaña.

Con información de: AP / FOTO: REUTERS

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar