Ecologia

A 4 años del rescate, regresan hembras de jaguar a selva en QRoo

  • En la Región Península de Yucatán se construyó el ‘Simulador de Vida Silvestre Unidad Tropical (SVS Unidad Tropical), donde estarán

Ciudad de México, 19 de noviembre del 2020.- Después de cuatro años de trabajo, dedicación y esfuerzo, la historia de «Nicté Ha» y «Celestún Petén», está a punto de convertirse en un gran ejemplo de rescate, rehabilitación y conservación de una especie en peligro de extinción.

La primer noticia que conocimos de estas dos hermanitas fue el 10 de octubre de 2016, después de que un habitante del Ejido Centauros del Norte, ubicado en la Reserva de la Biosfera Calakmul, en Campeche, encontró a dos crías de jaguar de 20 días de nacidas, con un peso aproximado de 600 gramos, abandonadas en un potrero.

Los pronósticos para las cachorras huerfanas no era nada alentador debido a que sufrían de un grave estado de deshidratación, por lo que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), confío su salud a un equipo de veterinarios de la organización “Yaguar Xoo”, que con fórmula láctea y cuidados extremos logró estabilizarlas.

Tras 15 días de recuperación y un aumento de peso considerable, las pequeñas hembras fueron trasladadas al estado de Oaxaca, donde la Fundación Jaguares en la Selva diseñó todo un protocolo que desde el principio tenía como meta el regreso de las cachorritas a su hábitat natural.

En una de las primeras imágenes tomadas por el fotógrafo Alejandro Prieto, se observa a «Nicté Ha» abrazar a «Celestún Petén», en el contenedor donde viajaban hacia su hogar temporal, donde recibirían todos los cuidados necesarios para que algún día pudieran correr libres en la selva.

LLEGÓ EL MOMENTO

La mañana del pasado 14 de noviembre, las dos «diosas doradas», ahora de cuatro años de edad, viajaron en un avión de la Secretaría de Marina – Armada de México CASA C295W, desde el Aeropuerto de Oaxaca al Aeropuerto de Cancún, Quintana Roo, en busca de la libertad.

Al arribar a la terminal aérea de su destino fueron trasladadas en camioneta y luego en canoas al área natural de la Región Península de Yucatán, donde se construyó el «Simulador de Vida Silvestre Unidad Tropical (SVS Unidad Tropical)», un recinto especializado en medio de la selva donde comenzará la adaptación a su nuevo hogar.

“Estas instalaciones fueron construidas en medio de humedales espectaculares y selva inundable que conforma un importante corredor biológico para la diversidad biológica en el norte de la Península de Yucatán», explicó la Fundación Jaguares en la Selva.

En esta última etapa de su rehabilitación, las dos majestuosas hermanas recibirán las últimas lecciones para que regresen con los suyos en las primeras semanas de 2021, lo que representará un valioso aporte genético para las poblaciones de jaguares silvestres del sureste mexicano.

Se espera que las «diosas doradas» pronto se adapten, encuentren pareja y puedan tener descendencia, con lo que se cerraría un círculo virtuoso, después de que estuvieron tan cerca de la muerte al quedar desamparadas.

“Celestún Petén y Nicté Ha fueron trasladadas en canoas a su SVS Unidad Tropical, fue como un sueño surrealista, luego de muchas horas ambas hermanas llegaron a un lugar especial controlado y conectado al SVS Unidad Tropical, esta semana van a pasar a su simulador para la adaptación a su nuevo hábitat, y luego si todo va bien serán liberadas en las primeras semanas del 2021″, celebró Jaguares en la Selva.

Con información de: https://www.excelsior.com.mx/

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar