Ecologia

Ante crisis de COVID-19 países ejecutan medidas negativas para el medio ambiente: OCDE

  • Algunas de esas medidas tienen carácter provisional y forman parte de los planes de rescate económico de emergencia

14 de septiembre del 2020.- Por la crisis del COVID-19 algunos países están adoptando una serie de medidas que podrían tener consecuencias negativas para el medio ambiente y provocar un crecimiento potencialmente insostenible, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El organismo presentó un estudio sobre traslación de las medidas de recuperación verde al empleo, la distribución de la renta y el crecimiento económico, en donde manifiesta su preocupación, porque algunos países han presentado medidas que probablemente tengan un efecto adverso en las condiciones medioambientales, ya sea directa o indirectamente.

Algunas de esas medidas tienen carácter provisional y forman parte de los planes de rescate económico de emergencia, mientras que otras podrían tener consecuencias a más largo plazo. Entre las medidas presentadas, se incluyen planes para derogar disposiciones medioambientales, reducciones o exenciones fiscales en materia de medio ambiente, recate total de empresas que generan un alto nivel de emisiones contaminantes y un aumento de las subvenciones a la inversión en el desarrollo de infraestructuras de combustibles fósiles.

La OCDE también reconoce que muchos países, han implementado una recuperación «verde» para impulsar un crecimiento económico sólido, sostenible e incluyente, y mejorar el bienestar tras la crisis del COVID-19.

El estudio revela que los gobiernos de los países miembros de la OCDE han movilizado fondos públicos por valor de 312 000 millones de dólares estadounidenses en pos de lograr una recuperación económica «verde», según un cálculo preliminar que se irá actualizando en los próximos meses.

No obstante, destaca que los  paquetes de ayuda y los  planes de recuperación económica incluyen iniciativas destinadas a financiar proyectos catalogados como «no ecológicos», como es el caso de las inversiones en el ámbito de la producción de energía basada en combustibles fósiles.

“Se avecinan otros motivos de crisis inminentes, como son el cambio climático y la pérdida masiva de biodiversidad, y se nos acaba el tiempo para responder a esta problemática global. Las medidas de recuperación verde son una alternativa ventajosa para todos en cuanto pueden contribuir a mejorar las condiciones medioambientales, al tiempo que pueden impulsar la actividad económica e incrementar el bienestar general”, afirmó Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

La mayoría de los países han incluido en sus estrategias de recuperación medidas dirigidas a apoyar la transición hacia economías más ecológicas, tales como subvenciones, créditos e incentivos fiscales para el transporte y la movilidad sostenibles, la «economía circular» y la investigación en materia de energía no contaminante; ayuda financiera a las familias para mejorar la eficiencia energética y las instalaciones de energía renovable, o medidas de restauración de los ecosistemas, entre otras.

Con información de: https://heraldodemexico.com.mx/

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar