Noticias Generales

El futuro de los viajes en la era del COVID-19.

  • La industria del turismo deberá desarrollar y adherirse a nuevas reglas sobre distanciamiento social, limpieza y servicio de alimentos.

El impacto en la industria de viajes por el COVID-19, que representa el 10 por ciento de la economía global, puede llegar a los rincones más remotos del mundo.

Cada vez que una persona realiza un viaje, desencadena un efecto dominó de consumo que dirige recursos a aerolíneas, hoteleros, restauradores, taxistas, artesanos, guías turísticos y comerciantes, por nombrar algunos.

En total, la industria del turismo emplea a 300 millones de personas; especialmente en los países en desarrollo, estos trabajos pueden representar vías para salir de la pobreza y oportunidades para la preservación cultural. Ahora un tercio de todos los empleos de turismo están en riesgo, las aerolíneas de todo el mundo dicen que necesitan hasta 200 mil millones de dólares en rescates, y la reducción de los gastos en viajes, tanto de negocios como de ocio, pone en riesgo a la industria de 1.7 billones de dólares.

Un aspecto de la recuperación es coherente en todos los ámbitos: los viajes internacionales serán uno de los últimos sectores en reactivarse.

¿Cómo serán los viajes en el corto plazo y cómo evolucionará?$314 mil mddLa disminución que se espera en los ingresos de las aerolíneas internacionales para 2020, según la IATA.94%La caída del tráfico de viajeros vía aérea en México en abril, según datos de los 3 grupos aeroportuarios privados y del AICM.

Es posible que no sepamos mucho sobre cuándo será seguro volver a viajar internacionalmente, o qué tan pronto los países comenzarán a levantar las restricciones de viaje. Lo que sí sabemos es que el viaje será diferente.

Las aerolíneas, aeropuertos, líneas de cruceros y hoteles deberán desarrollar y adherirse a nuevas reglas sobre distanciamiento social, limpieza y servicio de alimentos.

La transparencia, que no ha sido la demanda más sólida de la industria (piense en pólizas de seguro de viaje ineficaces y reglas crípticas de protección de pasajeros) será esencial.

Y las compañías necesitarán cambiar los precios para acomodar a menos viajeros a la vez, lo que podría hacer que tus vacaciones de verano sean una propuesta costosa, si es que sucede.

Mira a los más ricos para imaginar el tono para el futuro de los viajes no esenciales. Pueden sortear muchos de los puntos críticos después de la pandemia, ya sea a través de la aviación privada o la compra de hoteles completos que excluyen la necesidad de un espacio compartido. Las soluciones que puede comprar su dinero pueden resultar escalables, y sus solicitudes pueden reflejar un amplio sentimiento del consumidor, aunque incluso los más ricos se limitarán a viajes nacionales en el futuro previsible.

Hasta que eso cambie, todos podemos soñar despiertos. Según los institutos nacionales de salud, simplemente planear un viaje futuro puede generar una alegría inconmensurable. Y si tenemos una imaginación aventurera podremos recordar el poder de los viajes, no solo para generar miles de millones de dólares cada día, sino también para apoyar al comercio nacional, forjar conexiones interculturales y acercarnos a aquellos que amamos.

Con información de: BLOOMBERG

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar