Pueblos Originarios

Por falta de recursos, cierra centro de atención a mujeres indígenas.

Juchitán, Oax., 21 de mayo del 2020.- Activistas y feministas de la Casa de la Mujer Nääxwiin, quienes han luchado a favor de la vida y contra la violencia de género en la zona norte del Istmo de Tehuantepec, y que integran la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena, lamentaron la falta de respuesta de las autoridades sobre su petición urgente de dotar de presupuesto a sus espacios, una de ellas ya cerró, y anunciaron que nueve más atraviesan un momento insostenible.

Aseguraron que este espacio de prevención de violencia contra las mujeres “ya no se puede sostener más” por la falta de recursos —el cual recibían de forma anual— pero a pesar de que han manifestado que sus actividades salvan vidas y son esenciales entre las comunidades en donde atienden a la población, para el gobierno federal y la Secretaría de Gobernación e Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), parece no importarles.

A través de una carta enviada, por tercera ocasión de forma conjunta como Red Nacional de Casas de la Mujer, las activistas y defensoras manifestaron “su preocupación por el silencio de ambas dependencias”, a las que desde el mes de abril expusieron sus inquietudes del resolutivo emitido por el INPI de “posponer la publicación de resultados relacionados con dichas convocatorias”.

Por ejemplo, mencionaron que el CAMI ubicado en la localidad de Ometepec, en Guerrero, cerró por que ya no podía sostenerse, y otras nueve sedes más podrían cerrar en esta semana, incluyendo la de Matías Romero y San Mateo del Mar.

Rubicela Cayetano Pesado, fundadora de la Casa de la Mujer Nääxwin, explicó que es lamentable esta situación que están viviendo, pues se siente la vulnerabilidad e incertidumbre, porque es incompresible que el gobierno federal quite los apoyos para estos refugios externos, que han sido espacios salvadores de vida.

En este espacio, las defensoras acompañan a las víctimas de violencia en su lengua materna, el mixe, se les brinda una atención integral, pero podría cerrar en los próximos días.

“En lo que va del confinamiento hemos acompañado a casi 30 mujeres, y es de forma integral, a ellas les hablamos en nuestra lengua indígena, les damos asesoría legal y sicológica, llevamos más de 17 años haciéndolo, no es nada sencillo, y ahora decir que cerraremos porque no hay dinero, nos parece injusto”, recalcó.

A lo largo de estos años, este CAMI ha atendido a más de 12 mil mujeres mixes de San Juan Guichicovi, Matías Romero, Santa maría y Santo Domingo Petapa, El Barrio de la Soledad, Los Chimalapas, Santiago Ixtaltepec, San Juan Cotzocon entre otros, y lo que han visto es que las mujeres ahora denuncian más que antes, y que ya no tienen miedo y se sienten protegidas.

Al respecto, el presidente del Tribunal de Justicia del Estado de Oaxaca, Magistrado Eduardo Pinacho Sánchez dio a conocer que en esta cuarentena, el 48 por ciento de las acciones en los juzgados son por denuncias relacionadas a la violencia, en particular física y económica, contra la mujer.

“Claro que va en aumento la violencia. En Oaxaca, el 48 por ciento de los casos que atendemos en los juzgados porque sabemos es una actividad esencial, tienen que ver con violencia contra la mujer, especialmente física y económica. Apenas hace una semana tuvimos el caso de un señor que se llevó a una pequeña retenida por dos o tres días, entonces todos esos casos, los estamos atendiendo, por poner un ejemplo”, refirió.

Con información de: https://www.jornada.com.mx/

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar