.

13:42hrs


sábado, 15 de diciembre de 2018

Ciudad de México, la “babel” de las lenguas indígenas en el mundo

México, 24 de diciembre de 2017.- En los rumbos de San Lázaro, en Ciudad de México, Joel arribó hace 10 años a la capital. No hablaba ni una palabra de español, nunca había salido de su pueblo, Huatla de Jiménez, Oaxaca, de donde emigró en busca trabajo y un mejor salario hacia la capital del país.

Era virtualmente un extranjero en su propio país, pero sin dinero. Preocupado y asustado descendió del autobús de la línea ADO en la Central Camionera del Oriente (TAPO) que se ha convertido desde hace décadas en una especie de “babel mexicana” donde confluyen personas que pertenecen a decenas de etnias y que por ende hablan alguna lengua indígena.

Sin saberlo, Joel, entonces de 30 años de edad, codeó en los pasillos de la central camionera con mixtecos, populucas, tzotziles, triquis, mayas, zapotecos, otomís, chinantecos, totonacos, entre otros, que arriban diariamente a la capital en busca de empleo.

Una década después, en un español básico, pausado, a veces combinado con su lengua materna, el mazateco, Joel, forma parte de un pequeño ejército de 15 “lavacoches” conformado por parientes y paisanos que por los rumbos de Cuemanco, al sur de la capital, trabajan en un establecimiento, donde sólo se comunican entre ellos en su lengua materna y lo básico en español con los clientes.

Moderno émulo de “Jacinto Cenobio”, Joel rememora su llegada a la capital. “No hablaba nada de español, me perdí, ya me quería regresar al pueblo, me sentía como ajeno, como un fantasma deambulando, hasta que encontré por La Merced a un pariente que trabajaba como cargador”.

“Me vine para acá por la pura necesidad. Allá ganaba 40 pesos el jornal y eso cuando hay jale. Aquí por lo menos sacó 100 al día, lavando carros y voy cada tres meses a ver a mi mujer y mis hijos. Uno está aquí por la labor, pero mi pensamientos, mi cabeza están en el pueblo”.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la Ciudad de México es la cuarta urbe más poblada del mundo, por lo que se observa un aumento en la migración de indígenas que dejan sus comunidades por pobreza o inseguridad.

También lpuara a Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades de la Ciudad de México, hay un aumento en la migración de indígenas a la capital del país por las restricciones para cruzar a Estados Unidos. Los grupos que más están emigrando son zapotecas, mixtecas y triquis originarios de los estados sureños de Chiapas, Oaxaca, y Guerrero.

Asimismo se indica que la Ciudad de México “es pluricultural y pluriétnica. De acuerdo con datos de la encuesta intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) habitan en la capital 8 millones 918 mil 653 personas, de las cuales el 8.8 por ciento se auto adscriben como indígenas, es decir alrededor de 785 mil.

De ese total, 129 mil personas hablan alguna lengua indígena, lo que representa el 1.5 por ciento de la población. En la Ciudad de México se hablan 55 de las 68 lenguas indígenas nacionales. Las de mayor presencia son el náhuatl, cuyos hablantes representan casi el 30 por ciento del total; el mixteco con el 12.3 por ciento; otomí 10.6 por ciento; mazateco 8.6 por ciento; zapoteco 8.2 por ciento y mazahua con 6.4 por ciento.

Sin embargo, la antropóloga Sandra Chávez Castillo, señala que en términos cuantitativos, la presencia indígena en la capital del país es significativa ya que estimaciones de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Conadepi) revelan que el número de indígenas residentes en las 16 delegaciones del Distrito Federal asciende a más de 350 mil, es decir es la mayor concentración de indígenas en el país.

Claudio Albertani, especialista en temas indígenas, expuso que entre los 40´s y 70´s la migración de indígenas a la Ciudad de México cubrió las necesidades de industrialización, al convertirse en mano de obra barata lo mismo para la construcción de El Metro, ejes viales y diversas obras.

En el estudio “Los Pueblos Indígenas y la Ciudad de México”, Albertani destaca hay una relación entre la ocupación laboral y el origen de los indígenas en la capital y explica los huicholes se han ubicado en las inmediaciones de La Ciudadela, donde viven, fabrican y venden artesanías.

“Los mixtecos, mixes, triquis, nahuas y zapotecos viven dispersos en varias zonas de la capital y sus lazos comunitarios se limita a la organización de fiestas, actos culturales y religiosos. Su padrón laboral es variado, ya que hay carpinteros, artesanos, albañiles y trabajadoras domésticas”.

Hoy día, por sus características pluriétnicas y multiculturales, la Ciudad de México la convierten en la ciudad culturalmente más diversa de América, agregó la antropóloga Sandra Chávez Castillo.

Según el INEGI alrededor de 218 mil 739 jefes de familia hablan alguna lengua indígena en el DF, 42 lenguas indígenas se hablan en promedio en las delegaciones del DF, 1 de cada 20 indígenas del país vive en la Ciudad de México, pertenecientes a los 7 grupos de mayor presencia: náhuatl, otomís, mixtecos, zapotecos, triques, mazahuas y mazatecos.

Luis Carlos Rodríguez González | Notimex

Ver más información…