.

23:52hrs


domingo, 10 de diciembre de 2017

Cinco años de gobierno | Nuvia Mayorga Delgado

México, 06 de diciembre de 2017.- Recién se cumplieron cinco años del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el cual ha sido un ejercicio de conducción de la administración pública que modificó el quehacer público y la vida institucional del país. El resultado es la apertura de una nueva perspectiva de desarrollo, así como el fortalecimiento de las capacidades del Estado mexicano y de su gobierno, para garantizar a la población el respeto a sus derechos económicos, sociales, civiles, políticos y electorales, así como para enfrentar coyunturas internacionales desfavorables.

En el marco de las Reformas Estructurales, el Gobierno de la República impulsó modificaciones constitucionales, cambios a leyes y la abrogación de otras. Para lograr las reformas destacan los acuerdos políticos que hicieron posible los cambios que vinieron a fortalecer el ejercicio pleno de los derechos de los mexicanos, afianzan el régimen democrático y de libertades y contribuyen a elevar la productividad y el crecimiento económico.

La Reforma Educativa, la Reforma a la Ley de Amparo, al Código Nacional de Procedimientos Penales (Que abre paso al nuevo sistema de justicia penal acusatorio), la Reforma en materia Político-Electoral (Que contempla la posibilidad de crear gobiernos de coalición, mayor colaboración entre los poderes de la Unión, así como la creación del Instituto Nacional Electoral),  la Reforma en Materia de Transparencia, así como las reformas Laboral, Financiera, Hacendaria, de Competencia Económica, Telecomunicaciones y Energética, crearon un nuevo esquema regulatorio que permite crear las condiciones propicias para fomentar el crecimiento económico del país, garantizar la impartición de justicia y el cumplimiento de los derechos de los mexicanos.

Con estas bases se dotó de una nueva perspectiva al país que hoy enfrenta con claridad, rumbo y fortaleza institucional las presiones del exterior, a la vez que continua avanzando en el cumplimento de los compromisos hechos con la población.

Si bien reformas como la hacendaria, la de telecomunicaciones y la de energía, han sido sustantivas, no es menor la creación del Sistema Penal Acusatorio que renueva un sistema quedespués de 100 años mostraba signos de agotamiento y no respondía a las necesidades actuales de la población. A partir del reclamo de la sociedad civil organizada,el Gobierno de la República, encabezado por el presidente Peña Nieto impulsó este cambio de fondo al que se sumaron los poderes Legislativo y Judicial.

En el mismo sentido se deben valorar tanto la reforma política electoral -que será puesta a prueba en el próximo proceso electoral, donde el nuevo Instituto Nacional Electoral tendrá el reto de organizar simultáneamente tanto elecciones federales como locales- como la relativa a la transparencia que, a través de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información,llevó a la creación del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

Estos son hechos concretos y modificaciones sustantivas que renuevan el quehacer público en sus responsabilidades y su relación con la sociedad. De este modo, a cinco años de ejercicio de gobierno, se aprecia el avance en el fortalecimiento de las instituciones y la voluntad de hacer cambios sustantivos en el quehacer públicoque potencien el desarrollo del país.

Cinco años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, que muestran avances y logros importantes; sin duda también hay pendientes, pero la suma de las reformas, su carácter y calidad,  redefinen el entorno para el crecimiento y reiteran el compromiso con la promoción del desarrollo y el bienestar de la población.

Directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.