.

23:48hrs


domingo, 10 de diciembre de 2017

México, EU y Canadá van por alianza energética

  • Buscan alcanzar autosuficiencia con una mayor relación comercial; hay capacidad para exportar 6 mdb de petróleo diarios, prevén.

México, 06 de diciembre de 2017.- Independientemente de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México, Estados Unidos y Canadá trabajan en formar un sólo mercado energético que permita alcanzar la autosuficiencia regional mediante el aumento de las relaciones comerciales de hidrocarburos y electricidad entre ellos.

Los secretarios de energía de México y Estados Unidos, junto con el ministro de Recursos Naturales de Canadá, lanzaron el sitio web Cooperación de América del Norte en Información Energética (NACEI, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el Departamento de Energía de Estados Unidos, tras la reunión de los funcionarios el pasado 14 de noviembre, se concluyó que “conforme la infraestructura física a través de América del Norte siga ampliándose, los mercados energéticos de los tres países se volverán cada vez más interdependientes”.

Tan es así que se prevé que el crecimiento de la producción tanto de crudo, como de gas natural supera la demanda del consumo, reduciendo las importaciones de los tres países.

“A pesar de un crecimiento de 7% en el consumo total de petróleo crudo como insumo para las refinerías en Canadá, México y Estados Unidos de 2013 a 2029, se proyecta que las importaciones netas en la región decaigan hasta 97% ya que la producción de petróleo crudo aumenta en 42% durante el mismo periodo”, explica.

Exportaciones en la región. Además, se estima que los tres países podrían alcanzar capacidad para exportar entre ellos y al resto del mundo entre 4 millones y 6 millones de barriles de petróleo crudo diarios hacia 2018 y 2020.

Lo mismo ocurre con los petrolíferos como gasolinas y diesel, los cuales mantendrán un alto nivel de exportaciones en el mercado de Norteamérica, de 27 a 29 millones de barriles diarios entre 2018 y 2028, mientras el consumo se nivela.

Además, se prevé que la región se convierta en un exportador neto de gas natural, como resultado de un crecimiento de 43% en la producción total de este combustible entre 2015
y 2029.

El reporte Cooperación de América del Norte en Información Energética, presentado el 1 de diciembre, agrega que “dado que muchos energéticos están incluidos en el libre comercio, los tres países se constituyen mutuamente como sus más grandes mercados para la importación y exportación de estos productos”.

Proximidad y barreras. El documento avalado por el secretario de Energía de Estados Unidos Rick Perry; el ministro de Recursos Naturales de Canadá, James Gordon Carr, y el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, sostiene que la proximidad geográfica de las tres economías ha dado pie a cierto grado de integración del mercado.

Por ejemplo, los mercados regionales de energía se extienden a través
de la frontera de Canadá y Estados Unidos, ampliando el mercado entre ambos países.

Asimismo, el aislamiento geográfico de América del Norte crea barreras comerciales con el resto del mundo para productos energéticos, como el gas natural y la electricidad, mientras que otros energéticos tales como el petróleo crudo y los petrolíferos, se transportan de forma más fácil por el agua.

Como resultado, México, Canadá y Estados Unidos pueden comprenderse como un sólo mercado regional de energía (semiintegrado) con flujos internos de productos y vínculos externos hacia el resto del mundo.

El documento señala que la mayor parte del petróleo que exportan México y Canadá llega a las refinerías que se encuentran ubicadas dentro de la Unión Americana.

Por su parte, Estados Unidos también exporta volúmenes relativamente grandes de petrolíferos, tanto a Canadá como a México.

En contraste, el comercio neto en crudo y petrolíferos entre los tres países y el resto del mundo es relativamente modesto.

En el caso del gas natural, generalmente sigue un patrón de flujo de norte a sur en una base neta desde Canadá a Estados Unidos y México.

Noé Cruz Serrano | El Universal