.

23:51hrs


domingo, 10 de diciembre de 2017

Sesión del Pleno en Vivo

La SCJN y el espíritu de los pesos y contrapesos en el Sistema Político y de Gobierno | Esteban Ángeles Cerón

El ascenso de los derechos humanos en la transversalidad de las acciones del Estado, recrean los puntos vitales de reestructuración institucional y advierten que las conquistas sociales no pueden encontrar una frontera para el desarrollo y la seguridad humana, en la verticalidad ciega del ejercicio de gobierno.

Si admitimos que la sustentación de los poderes públicos es la soberanía popular, no cabe el aislacionismo entre poderes, sino la armonización de competencias expresas para servir al pueblo; condición que revela que todo poder público es una dimensión de horizontalidad social, siendo lo contrario la antesala de la ingobernabilidad y el vacío existencial de toda sociedad.

En este sentido se debe vertebrar un enfoque integracionista de los poderes públicos, que fortalezca el Estado Democrático de Derecho frente a las obstrucciones del incumplimiento de la Ley, que significan una injusticia velada que presagia decadencia, impunidad y corrupción, vectores que se afianzan ante las inconsistencias de la praxis integracionista y armónica de los poderes públicos.

En este escenario de exigencia ciudadana por reestructurar las acciones de gobierno, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha reavivado el espíritu de los pesos y contrapesos con la sentencia del amparo en revisión 1359/2015, promovida por Campaña Global por la Libertad de Expresión Artículo XIX, A. C.,   relativa al gasto de comunicación social

Este precedente, obliga a los poderes públicos a observar la Constitución y las leyes, y a que no se conviertan en ínsulas de impunidad, ni olviden que su desempeño es la esencia del equilibrio republicano para salvaguardar el origen de la soberanía popular.

Los poderes públicos no pueden darse el lujo de ser laxos cuando se construye el destino de la Nación, así lo sentencio la SCJN, al ordenar al Legislativo expedir la ley reglamentaria del párrafo octavo del Artículo 134 Constitucional.

Determinación que no se refiere exclusivamente a la omisión del cumplimiento de lo dispuesto en este artículo, sino al espíritu del Contrato Social en la búsqueda de justicia y probidad; razón por lo que debe plantearse una reconceptualización de las atribuciones de los poderes públicos para que no se conviertan en enclaves metaconstitucionales donde se encuentra el germen del abuso y la arbitrariedad.

Si entendemos la importancia del equilibrio de poderes, podremos apreciar los elementos vitales y esenciales del juego de pesos y contrapesos, que priman en esta era de neodemocracia, que intenta superar los resabios del autoritarismo y la verticalidad del ejercicio de gobierno.