.

23:53hrs


domingo, 10 de diciembre de 2017

En jóvenes, 55% de los casos DE VIH/SIDA en 2017

  • El Censida, organizaciones de la sociedad civil y farmacéuticas refuerzan sus campañas para la prevención y diagnóstico oportuno de la infección.

México,28 de noviembre de 2017.- Previo al Día Mundial de la Lucha contra el VIH/sida, que se conmemora cada 1 de diciembre, se alertó que en México la población joven y productiva (de 15 a 34 años) forma parte de los sectores más afectados por esa enfermedad, ya que en el primer semestre de 2017 se han registrado mil 247 casos notificados por contagio sexual en ese rango de edad, lo que representa  55 por ciento en esa categoría.

El Centro Nacional para la prevención y Control del VIH y Sida (Censida) reporta que desde 1983 hasta el segundo semestre de 2017 se acumulan 260 mil 815 casos, de los cuales 116 mil 592 ya fallecieron, básicamente porque más de 40 por ciento de los afectados desconocía que era portador.

En la actualidad, señala Censida, hay 144 mil 223 mexicanos con la infección, de los cuales 76 mil 10 ya desarrollaron el síndrome de inmunodeficiencia humana (sida) y 68 mil 213 adicionales son portadores del virus.

Impulsar el preservativo

La vía de transmisión más común es sexual con 133 mil 282 casos acumulados, 2 mil 278 de ellos registrados entre enero y junio de este año. Ante ese panorama, Censida, en coordinación con organizaciones de la sociedad civil, reforzará la campaña del Condonmóvil, que rodará por México y América Latina realizando pruebas de detección de VIH, repartiendo condones e informando a la gente sobre cómo prevenir infecciones de transmisión sexual.

Patricia Uribe, directora de Censida y Polo Gómez, director del Condonmóvil, que cumplió 20 años circulando, explicaron que el peculiar vehículo recorrerá barrios, plazas públicas, escuelas y estaciones del Metro de Ciudad de México a fin de promover el uso del condón y fomentar el respeto a los derechos humanos y a la diversidad sexual.

“Este 1 de diciembre conmemorará haber recorrido 250 mil kilómetros de rutas diferentes, más de 300 municipios y 29 entidades, incluso, la sierra Tarahumara, en Chihuahua; Maya, en Yucatán; Chiapas con destino a Panamá y hasta Argentina”, dijo Gómez tras referir que hasta el 30 de noviembre en el ex Templo de Corpus Christi, ubicado frente a la Alameda, y el viernes 1 en el Club de Periodistas llevaran a cabo actividades informativas.

En las jornadas se hablará de migrantes, riesgos por género y los retos más importantes en la sociedad para reducir el estigma y la discriminación hacia los pacientes que viven con VIH/Sida.

Rechazan las pruebas

En otro acto, Marco Banda, de Medical Affairs Manager HIV en GSK, destacó que los jóvenes “no consideran las pruebas de detección dentro de sus evaluaciones médicas de rutina y, aun cuando se les ofrecen, las rechazan”, pues no se consideran en riesgo frente a una enfermedad silenciosa.

“Cuando el virus infecta a una persona, generalmente los síntomas son muy escasos, incluso inexistentes, aun cuando daña los glóbulos blancos. Es hasta que el paciente está muy desgastado, con pérdida de peso, fiebre, infecciones recurrentes y fatiga cuando acude a atención médica, por ello es de suma importancia realizarse pruebas de detección de manera rutinaria”, explicó el especialista.

El Día Lucha Nacional de la Prueba de Detección del VIH, el pasado 24 de noviembre, se hizo un llamado a efectuarse un diagnóstico oportuno para mejora la calidad y expectativa de vida con la campaña #HazteLaPrueba del #VIH, la cual surgió ante la negativa actual de los jóvenes por efectuarse la prueba y usar condón.

“De ahí la importancia de detectar el virus a tiempo, mismo que tarda un periodo de 10 años en manifestarse con toda su agresividad y que puede ser controlado con antirretrovirales”, destacó Banda.

En 2018, el gobierno federal erogará 3 mil millones de pesos para otorgar tratamientos, antirretrovirales a 95 mil personas con el virus.

México es de los únicos países en el mundo que otorga este tipo de atención integral gratuita a las personas sin seguridad social, inscritas en el Fondo de Gastos Catastróficos, a través del Seguro Popular.

“Si bien no existe una cura para el VIH, hay tratamientos antirretrovirales que pueden disminuir significativamente la progresión de la enfermedad, alargar, mejorar la calidad de vida del paciente y disminuir el riesgo de contagio”, concluyó Banda.

Blanca Valadez | Milenio