.

21:32hrs


viernes, 15 de diciembre de 2017

Superar la Amnesia para Construir un Acuerdo Político Nacional | Esteban Ángeles Cerón

En aquellos pueblos donde la conciencia social es frágil, el ciudadano es aniquilado por el peso de una maquinaria institucional de élite, que extiende la amnesia política a un escenario que hace del autoritarismo el distintivo más claro de control político.

El peso de la verticalidad institucional es demoledor. Se erige como un monstruo social cuyo apetito lo devora todo; derriba la conciencia y se une al gran epitafio de los pueblos avasallados y sin espíritu, aquellos que no tienen memoria porque la reproducción hegemónica del poder se las ha arrebatado creando utopías demagógicas.

En nuestro país, la ciudadanía y el gobierno están de pie ante la tragedia de los sismos del pasado septiembre planteandose las tareas de la reconstrucción nacional; mientras un sector de la clase política se apresta a obtener dividendos electorales, sin advertir que el país ya no es el mismo.

México ha despertado. Ha roto el arquetipo mesiánico del ejercicio gubernamental, pero el peso del letargo político de la ciudadanía y de las instituciones, deja huellas difíciles de enderezar y una tarea que precisa del Estado un orden moralizante que construya la armonía de abajo hacia arriba y signifique la dignidad humana en el rostro de los que menos tienen.

Esa es la visión del México que estructuró al inicio del sexenio el Pacto por México, que en el marco de una democratización institucional, plantea una alianza política para el desarrollo que reconoce el valor del pueblo en los supremos intereses de la Nación.

En este escenario, como advierte Antonio Gramsci, “el pesimismo de la realidad debe convertirse en el optimismo de la inteligencia”, donde el realismo político sirve para recuperar la memoria histórica del pueblo y hace de la conciencia el propósito de la Nación.

La lección es clara: requerimos materializar en un Acuerdo Político Nacional, los términos y alcances de los compromisos de los partidos políticos de cara al proceso electoral del 2018; y reconocer la ineludible tarea de impulsar la concreción plena de las reformas estructurales de la gran concertación progresista del Pacto por México, para que la dinámica social que vivimos, propicie el desarrollo económico, el combate a la desigualdad y la pobreza y trace un horizonte de entendimiento y armonía social.

Es imperativo sentar los cimientos democráticos de un Acuerdo Político Nacional, en el que la sociedad unida al Estado, reconstruya al país no sólo desde las casas y los edificios caídos, sino desde la política como virtud de nuestra cultura para trascender en el despertar de la ciudadanía.

El aprendizaje más grande de la tragedia, no está en levantar los escombros, sino en devolverle al ciudadano el piso igualitario de la democracia; la funcionalidad institucional y la operatividad del sistema político; el equilibrio de mejores oportunidades sociales; el desarrollo como valor humano alcanzable, no como quimera programática; y si no fuera mucho pedir, una patria solidaria.

La democratización política del Estado exige una ciudadanía organizada que muestre civilidad y otorgue respuestas al ejercicio gubernamental; que guíe y retroalimente la dirección de las políticas públicas; que cuestione la conducción partidista y se pronuncie con fuerza orgánica en demanda de la refuncionalización del Sistema Político y de Gobierno.

El contexto político necesita cambiar. La ciudadanía suele recibir respuestas donde el procesamiento de la realidad parcializa planes y programas; crea sistemas de prebendas y recompensas cortoplacistas; se enclaustra en liturgias demagógicas; e impide que la inteligencia institucional dinamice la inteligencia social. Todo ello, en un marco discursivo que hoy avergüenza y aleja a la sociedad del Estado.

El Estado no puede extraviar el rumbo. Frida Sofía parece ser el fantasma de la inopia política… no puede repetirse, pero sus estragos han dejado más huellas que las respuestas honestas de la clase política que en verdad trabaja para concretar la tarea pública en favor del pueblo.

La deuda histórica del México institucional, la constituye el ostracismo que ha experimentado la sociedad civil como expresión periférica de la política y como objeto social distante y residual del ejercicio de gobierno; fenómeno que también debilita a la clase política al crear vacíos e incertidumbre en el ejercicio gubernamental, aquejado ante el descrédito y pérdida de legitimidad y confianza, por los estragos de la fragilidad del poder.

La actividad política vive su peor momento. Se ha convertido en politiquería, en prebenda de mercaderes de lo público, que en este marasmo, no tienen cabida en la sociedad, que sigue esperando una respuesta a la demanda de elevar a rango constitucional la participación ciudadana como derecho humano, déficit que impacta en el desarrollo humano de nuestro pueblo.

Hace falta construir un Acuerdo Político Nacional con el compromiso público de expresar las demandas y oportunidades sociales; de impulsar y vertebrar el trabajo de la sociedad civil con la sociedad política; y de revitalizar la productividad plena de la inteligencia institucional, en un marco de probidad absoluta.

Una prescripción es necesaria. La ciudadanía organizada constituye un actor de punto fijo del ejercicio de gobierno; no puede ser el rostro al garete de un Estado de élites parcelarias, que sólo aparecen cuando la tragedia social es botín político.

La sociedad requiere que la fuerza política del Estado concrete el proyecto de Nación, ya que percibe que la política no es un vínculo de unión social, sino preámbulo para el enriquecimiento personal, el peculado o el fraude social.

Agenda

  • El Presidente Enrique Peña Nieto firmó el Decreto de Declaración de las tres primeras Zonas Económicas Especiales, con lo que se impulsará el desarrollo y competitividad en la región Sur-Sureste del país.
  • El Congreso del Estado nombró al Dr. Ricardo César González Baños, como el primer Fiscal Especializado en Delitos de Corrupción; luego de convocar a los ciudadanos a postularse como aspirantes, examinarlos, calificarlos y seleccionarlos, conformó una lista de diez aspirantes que envió al Gobernador del Estado, quien la devolvió sin ningún cambio.
  • La UAEH recibió un certificado internacional que otorga la publicación británica Times Higher Education, World University Rankings (THE), que agrupa a las 1100 mejores universidades del mundo. Sólo hay 11 universidades mexicanas y de ellas, la UAEH, ocupa el 5º lugar. Muchas felicidades.
  • El CECYTEH, celebró el 26 Aniversario de su establecimiento, contando a la fecha con 41 planteles en todo el Estado de Hidalgo. Felicidades.
  • Gran revuelo político causó la renuncia de Margarita Zavala a su militancia en el PAN, así como el anuncio de contender como candidata independiente a la Presidencia de la República.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: http://bit.ly/2pTqHZU

Inteligencia Electoral: http://bit.ly/2pmcxiU

Correo: perspectiva@estebanangelesc.com