.

06:05hrs


martes, 24 de octubre de 2017

¿Los pulmones de quienes fuman se recuperan un 100 % cuando dejan el mal hábito?

El humo de cigarrillo tiene varios efectos en la salud de nuestro cuerpo, sobre todo en los pulmones.

Muchas personas se preguntan si al dejar de fumar esos efectos disminuyen. Y según los expertos, los pulmones se pueden curar aunque hasta cierto punto.

El efecto del cigarro en los pulmones

trucos para dejar de fumar 3

Cuando una persona inhala los químicos presentes en el humo del cigarrillo, los pulmones se infaman e irritan. Incluso durante varias horas después de fumar, los pequeños pelos (cilios) que recubren los pulmones se paralizan y se vuelven menos eficaces para limpiar las sustancias, como las partículas de polvo, de las vías respiratorias.

En los pulmones de los fumadores, también se observa un aumento en el espesor y la producción de moco, dado que los cilios no son capaces de eliminar el moco de los pulmones tan rápidamente, desencadenando en tos. A su vez, la acumulación de mocos puede causar infecciones pulmonares.

¿Cómo es posible curar a los pulmones?

Guia para dejar de fumar de una vez por todas 3

Según los expertos, es posible revertir algunos de los cambios inflamatorios a corto plazo en los pulmones cuando las personas dejan de fumar.

Ya que la inflamación desaparece y las células producen menos moco, además de que los nuevos cilios pueden crecer y limpian mejor las secreciones.

Algo que experimentan los ex fumadores es un incremento de la tos en las primeras semanas pero para los expertos es algo positivo ya que ayuda a limpiar los pulmones.

Dejar de fumar también reduce el riesgo de cáncer de pulmón aunque no lo elimina por completo.

No todo el daño es reparable

fumar

Si bien el cuerpo logra reparar algunos de los daños de las células pulmonares causadas por el cigarrillo, no todo el daño es posible de reparar.

Los daños a los pulmones y su deterioro están relacionados con la cantidad de cigarrillos que una persona fumó por día más el número de años que ha fumado. Cuanto mayores sean los años, más probable es que los daños sean irreversibles.

Si bien los pulmones tienen maneras de protegerse de los daños, las defensas se reducen ante la exposición a largo plazo de los productos químicos dañinos.

Así que ya sabes, cuanto antes dejes de fumar, más fácil será evitar los daños a largo plazo.

Con información de: http://www.vix.com