.

07:11hrs


lunes, 26 de junio de 2017

PRD debe depurarse; lo necesito para 2018: Mancera

Ciudad de México, 11 de abril de 2017.- El jefe de Gobierno dice que habrá consecuencias para los miembros de su gabinete que hagan proselitismo.

La gira por la ciudad de Los Ángeles, donde participó con otros seis miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), concluyó y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se da tiempo para hablar de temas políticos como la situación difícil por la que atraviesa el PRD, la importancia del partido en sus aspiraciones presidenciales, así como también de los miembros de su gabinete que buscan sucederle en el cargo, por lo que en las últimas semanas incrementaron sus actividades en la capital del país.

El mandatario capitalino reconoce abiertamente que necesita del sol azteca para buscar la candidatura a la Presidencia de la República, asegura que para él es muy importante y le tiene un enorme agradecimiento, ya que gracias a ese instituto político administra la Ciudad de México; pero precisa que debe ir de la mano con la creación de un frente ciudadano de izquierdas, en la que el partido será el motor que impulse la movilización, y de difusión.

Pero también considera que el partido debe continuar con el proceso de “depuración” ante la migración de sus militantes hacia Morena —el partido que lidera Andrés Manuel López Obrador—, pues considera que más vale tener a una persona que apoye los ideales que a un grupo de diez que anden con una doble camiseta.

La plática con EL UNIVERSAL se da momentos antes de regresar de Los Ángeles a la capital del país, en la que deja claro que sus colaboradores no tienen bateo libre para promoverse en la búsqueda de una candidatura a la jefatura de Gobierno y quien lo haga tendrá que asumir las consecuencias.

¿Qué sabor le deja la reunión con los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores y los acuerdos a los que llegaron?

—De lo acordado, de lo pactado creo que fue una buena reunión, se logró el objetivo de tomar conciencia de las casas de atención a migrantes, que si bien es cierto que ya existían no están funcionando homogéneamente, la gente no las está identificando como debiera ser y no están dando el servicio que podrían dar, creo que ha sido una buena reunión.

¿No se corre el riesgo de que los acuerdos se diluyan porque no se fijaron plazos ni fechas concretas para operar?

—Sí. Yo plantee que se revise en la próxima reunión de la Conago y ahí se tiene que decidir. Tendría que ser un acuerdo para la próxima cita con gobernadores, aceptando que se hagan estas casas, tengan la marca Casa México con el nombre de cada entidad.

¿Con cuánto está financiando el gobierno capitalino a sus dos casas que tiene en las ciudades de Los Ángeles y Chicago?

—No tengo la cifra, pero es como mantener un par de oficinas en Estados Unidos, es poder dar los servicios que se requieren.

¿Le van a meter más dinero?

—Sí, definitivamente. Porque tendremos que homologarnos, eso va a ser una ventaja al estar homologados, porque cuando eso suceda…

Pero eso va a ser a través de procedimientos, como protocolos de actuación…

—Pero va a ser en servicio también, porque hay algunas casas que tienen una persona…

¿Es el caso de la Ciudad?

—No. Por eso debemos buscar el mejor esquema para que funcionen. Hoy, por ejemplo, nos estaban buscando de Nevada, donde nos dicen que hay muchos mexicanos para poner una casa allá. Habrá que verlo y que organizarlo.

¿Sí les alcanza el tiempo para montar una casa?

—Digamos que no sería de la agenda prioritaria, para mí es más importante en este momento el homologar, tener los lineamientos.

¿Cómo ve al PRD, en términos de contienda electoral, luego de que tuvieron un evento importante en el Zócalo de la Ciudad?

—Sé que les fue bien, me da mucho gusto, sé que se tuvo una participación nutrida.

¿Va a refrendar su cercanía con el sol azteca?

—Siempre le he tenido gratitud al PRD —partido que lo llevó a la jefatura—.

¿Pero no necesariamente es que vaya a caminar con ellos en la aspiración a la candidatura de la Presidencia de la República?

—El PRD es muy importante para mis aspiraciones, yo reitero que no deben estar fuera los partidos, yo reitero que sigo viendo una gran posibilidad de que se dé la unión de la izquierda en un proyecto que no necesariamente sea de un partido, sino en un proyecto que sea de la gente.

¿Hay un viraje en la declaración?, ¿antes veía más importante a la red ciudadana que al PRD?

—Yo veo que el tema ciudadano sigue presente y lo acabo de reiterar, acabo de decir que debe ser un proyecto ciudadano, nacido desde la ciudadanía, pero eso no ha dejado fuera al PRD, de suyo no deja fuera a los partidos; por el contrario, viene a reafirmar. Simplemente la convocatoria no debe ser de un partido, si a ti te convoca un partido te dice ven y vota por ese partido.

¿El PRD puede ser un eje articulador para ello?

—El eje articulador tiene que partir de la sociedad, de la ciudadanía y de ahí buscar los motores, para mí los partidos son los motores, son motores muy importantes de movilización, de apoyo, incluso de difusión y deben de estar presentes, pero el proyecto debe generar consensos, porque habrá personas que se van a sentir excluidas, no convocadas, pues yo creo que debe ser así, porque te da la posibilidad de hacer un convocatoria amplia.

Imagínate a intelectuales, a personas totalmente apolíticas que se puedan sentir convocadas por un proyecto por México, por un proyecto para tu país, en el que quieras aportarle algo, pero que no necesariamente tengas que afiliarte a un partido.

¿Cómo ve al PRD en estos momentos, en que se encuentra en una fuerte crisis de credibilidad y en una caída en las preferencias electorales?

—Ojalá que se depure hasta lo que más pueda. Más vale que te quedes con uno a que te tengas 10 que estén con dos cacuchas o dos camisetas, que se depure lo más que pueda el PRD, que esté la gente que verdaderamente quiera trabajar con ellos y que a partir de ahí se siga construyendo.

¿Qué opinión le merece la actuación de algunas personas que en su momento le ofrecieron su apoyo y ahora le dieron la espalda al irse al partido Morena?

—Pues que les vaya bien, porque son personas que siempre estuvieron fuera. Cuando tú tienes una convicción, esa convicción no te puede cambiar de la noche a la mañana.

Yo lo he dicho, si hay personas que cambian de opinión está bien, quizás las convicciones no fueron tan sólidas, cada quien puede ser libre de pensamiento y libre de actuar.

¿En este amalgamiento de las izquierdas hay la posibilidad de hacerlo con Morena y el propio Andrés Manuel López Obrador?

—Yo lo veo difícil, por los planteamientos que han vertido, que Morena se quiera sumar a un proyecto; más bien lo que quieren es todos se vayan para allá, ellos ya tienen su proyecto.

¿En su visión está Morena?

—No. Bueno, todo el tiempo han estado atacándonos, yo no veo… cuando permanentemente te atacan, cuando sistemáticamente te atacan, no veo esa posibilidad en un futuro.

¿En la Ciudad de México también se abrió el proceso de la sucesión?, ¿cómo lo ve?

—Yo creo que a aspirar todo mundo tiene derecho, te lo puedo decir por experiencia propia, las cosas pueden cambiar de un momento a otro, la realidad también puede cambiar de un momento a otro, así que eso está todavía muy anticipado.

¿Tienen bateo libre los funcionarios del gabinete para buscar la candidatura a sucederlo?

—Nada que dañe al Gobierno. Nada que dañe a mi gobierno, el que se equivoque tendría que asumir las consecuencias, fuera del Gobierno de la Ciudad lo que quieran.

Bueno, pues ya se destapó Armando Ahued, secretario de Salud.

—No, yo escuché a Ahued y dijo que no se descarta. Yo creo que no se descarta nadie, si hoy me preguntas no se descarta ni el director del Sistema de Aguas ni la directora del Injuve …

Pero hablando en términos de posibilidades reales.

—Te estoy hablando en términos de posibilidades reales. A mí me decían que no tenía ninguna posibilidad, por eso te digo que nada está echado, quien quiera decir que no se descarta, por mí que lo digan todos en mi gobierno, eso no marca a la gente ni la tendencia.

¿Entonces no hay bateo libre?

—¡Nooo!, claro que no, nada que afecte a mi gobierno.

¿Qué tendría que hacer un integrante del gabinete que aspire a sucederle en el cargo?

—Pues conectar con su trabajo, demostrar, que la gente lo quiera, que la gente quiere que sea, eso es.

¿Renunciar al cargo?

—Cuando la ley lo exija, tendrá que renunciar para competir.

¿Usted va influir en la decisión del candidato?

—Yo creo que opinaré, sin duda, me gustaría opinar. Sí, por qué no.

¿Alguien de casa o algún externo?

—Lo que le sirva a la Ciudad.

¿Pero desde su perspectiva qué le sirve más a la Ciudad?

—Necesita a alguien… yo preferiría a alguien que quiera a la Ciudad, que esté comprometido con ella, que sepa que debe haber inversión, que tenga un proyecto para la Ciudad, no personal.

¿El Gobierno se puede retener o lo ve en riesgo con Morena?

—La Ciudad está dividida en estos momentos, si no se hubiera dado esa división PRD–Morena yo te diría que no hay ningún problema, pero en este momento está dividida por el proyecto Morena y el proyecto que es encabezado por el PRD.

Se dice que las elecciones son una evaluación a los gobiernos y según las encuestas es grande la posibilidad de perder, ¿lo ve así?

—Mira, la Ciudad de México tiene una composición política que no puedes juzgarla con el Gobierno, tiene composición política que si todos estuviéramos en el mismo partido no tendríamos ningún problema. La Ciudad de México se cocina aparte.

Joel Ruiz | El Universal