.

01:28hrs


domingo, 22 de octubre de 2017

Videgaray llama a IP a reflexionar su participación en el muro

  • Empresas deben hacer “examen de conciencia” ante plan, advierte; canciller de España: no hay compañías españolas interesadas

Ciudad de México, 18 de marzo de 2017.- Si alguna empresa mexicana tiene intención de participar en la licitación correspondiente para participar en la construcción del muro en la frontera sur de Estados Unidos, será pertinente que haga un acto de conciencia, aseguró el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso.

En México, expuso en conferencia de prensa que ofreció al lado de su homólogo de España, Alfonso Dastis, se respeta la libertad económica que tienen las personas y las empresas, pero es justo considerar que la intención de construir un muro por parte del gobierno de EU es un acto poco amistoso.

“Hay que aclarar que México es un país donde se respeta la libertad económica, donde se respetan los derechos de empresas y personas.

“Es pertinente que quienes vean en ese hecho [la construcción del muro] una oportunidad económica, hagan un examen de conciencia, porque aquí no estamos hablando de un tema económico, sino de un acto profundamente inamistoso entre dos naciones, y creemos que es una responsabilidad que le compete a cada quien”, aseveró.

En conferencia de prensa que ofreció al lado de su homólogo de España, Videgaray dijo que México es un país de libertades en el que se incluyen las económicas, pero en el tema del muro compete a cada mexicano, a cada empresa nacional, mirarse en el espejo y hacer un examen de conciencia sobre qué es lo correcto.

El funcionario federal aseveró que la construcción del muro es una acción no amistosa de parte del gobierno de Estados Unidos, pero México reconoce el derecho soberano de cualquier país de resguardar sus fronteras, de la manera en que su administración y sus instituciones lo establezcan.

Pero si la construcción del muro, agregó, llega a transgredir el orden jurídico bilateral en materias como puede ser el ambiental o tratados de definición de límites, por supuesto que México interpondrá de manera inmediata una denuncia.

“Pero en tanto esto no ocurra, es un acto inamistoso, que entendemos y respetamos el derecho soberano de cualquier país para proteger sus fronteras”, estableció.

 

No nos parece la idea de Trump: Dastis. El Ministro de Asuntos Exteriores de España dijo, por su parte, que a su gobierno no le consta que haya empresas españolas interesadas en participar en la construcción del muro que pretende edificar Estados Unidos en su frontera sur.

“Pero si las hay, examinaremos la situación porque nosotros hemos puesto sobre relieve que no nos parece que la mejor manera de gestionar la migración entre dos países vecinos sea la construcción de muros y el uso de retóricas que en nada contribuyen a la mejora a esa relación entre vecinos de siempre”, afirmó.

El gobierno de Estados Unidos lanzó la licitación para que las empresas interesadas en la construcción del muro se inscriban. Las características señalan que las compañías que participen tengan capacidad para levantar una valla de nueve metros de altura. Además, pide características de estética: que sea un muro antiescalada (que frene los cruces ilegales de personas); que tenga resistencia a los impactos climatológicos, entre otros. El proyecto contempla varias fases de concurso.

Ayer, luego de reunirse con su homólogo de España, el canciller mexicano subrayó a medios que la relación con EU es fundamental, toda vez que se trata de un vecino, un socio, un aliado y es un país con el que se tiene un alto nivel de integración, no solamente comercial, también social y cultural.

El ministro español afirmó que México tiene el apoyo de su país frente a las diferencias que tiene actualmente con Estados Unidos. Concedió la razón al gobierno mexicano.

Con información de: http://www.eluniversal.com.mx