.

20:42hrs


martes, 22 de enero de 2019

La propuesta de Guardia Nacional parte de un análisis sesgado, parcial y contradictorio: GPPRI

  • Su funcionamiento tiene que apegarse a la aplicación y vigencia del Estado de derecho.
  • Debe preservar los principios constitucionales que definen a nuestro régimen democrático.

Ciudad de México, 13 de enero de 2019.- El Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República señala que la iniciativa que propone el gobierno federal a través del partido Morena para la creación de la Guardia Nacional, parte de un análisis sesgado, parcial y contradictorio de los factores socioeconómicos que a juicio de sus autores están detrás del incremento de “la violencia, inseguridad e impunidad”.

Las y los senadores priístas afirman que la mejor manera de pugnar por la erradicación de estos males, es tomar en cuenta las lecciones de la experiencia en el uso de los mecanismos de persecución y castigo y, por supuesto, la actuación de las fuerzas armadas, pero también la necesidad de lograrlo mediante la aplicación y vigencia del Estado de derecho y la preservación de los principios constitucionales que definen a nuestro régimen democrático.

De lo que se trata, aseguran los legisladores que coordina el senador Miguel Ángel Osorio Chong, es de militarizar, centralizar y legalizar el dominio castrense de la seguridad pública, contraviniendo lo estipulado por el artículo 21 constitucional al que distorsionan proponiendo otorgar facultades de investigación a un órgano híbrido como la Guardia Nacional, en el que quedarán mezcladas las policías Militar y Naval, la actual Policía Federal y, en su momento, la Fiscalía General de la República y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Puntualizan que no basta con garantizar el mando civil de la Guardia Nacional si su estructura es dominantemente militar y sus funciones alcanzan a tareas que originalmente son de naturaleza civil y descentralizadas en el ámbito del federalismo, tutelados adicionalmente por el orden de la convencionalidad internacional a la que está obligado nuestro país.

Los senadores del PRI reconocen la importancia y obligación del gobierno federal para emprender de manera contundente y ordenada las acciones encaminadas a garantizar la salvaguarda de nuestra soberanía nacional y la seguridad de los mexicanos, mediante la instrumentación de una estrategia eficaz en la lucha contra la delincuencia organizada y la inseguridad.

Precisan que no hay una intención de oponerse sistemáticamente a todas las propuestas gubernamentales; “se brindará apoyo a todas aquellas acciones que beneficien a la sociedad, pero sostendremos una posición irreductible ante ocurrencias e improvisaciones”, puntualizan.

Por último el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Senadores sostiene que para poder acompañar esta iniciativa se debe contemplar el respeto al Pacto Federal, un amplio programa de prevención social, así como garantizar la protección y respeto a los derechos humanos, la transparencia de la actuación y funcionamiento de las corporaciones militares, la rendición de cuentas periódica y oportuna en un sistema de evaluación y control permanente de la proyectada Guardia Nacional, entre otros criterios que los priístas en la Cámara Alta comparten con la mayoría la sociedad.