.

19:43hrs


miércoles, 14 de noviembre de 2018

Paso a desnivel | David Cárdenas Rosas | ¿Que es gobernar?

Gobernar tiene dos vertientes.

La administración de los bienes y recursos del Estado y la conducción de la sociedad.

Y contiene dos aspectos referenciales.

El político, que se refleja en la toma de decisiones.

El administrativo, que está dirigido a la implementación y realización de políticas públicas.

Sin embargo, gobernar no es solo administrar los negocios estatales, o proveer los servicios.

Gobernar es unir, dar cohesión, y coordinar los esfuerzos hacia la consecución de las  metas nacionales.

Por ello el gobernante debe enfocar su tarea hacia el logro del bienestar social, la paz y el desarrollo humano.

Los elementos básicos con lo que debe contar el mandatado para conducir a un pueblo son; la motivación de sus voluntades, el fomento de la confianza, la solidaridad y el respeto a las instituciones.

El gobernante debe de anteponer siempre el interés público a sus intereses personales o de partido.

Los gobernados siempre aspiran a tener un gobernante con las siguientes cualidades;

Que tenga un liderazgo basado sobre virtudes públicas y privadas. Que sea una persona de honor.

Que tenga inteligencia, valor, honestidad y serenidad para dar la cara en la contingencia o en la toma de decisiones. Y que tenga el valor civil de  asumir el resultado de las mismas.

En el aspecto político, los gobernados saben que el tema decisional corresponde al primer mandatario, a él y a nadie mas. Punto.

El gobernante debe de mantenerse por encima de las pasiones humanas y alejado de la influencia de los partidos políticos.

La meta del gobernante debe de ser el acierto y no el aplauso.

Deberá el gobernante no gobernar solo para el hoy y el mañana. Debe de gobernar pensado en el “pasado mañana”.

La sociedades exigen a un gobernante con espíritu de sacrificio, que conjugue su fe con los afanes de todos los gobernados. Todos.

El gobernante no debe de olvidar que para gobernar solo tiene una credencial. La honradez con la que ha de guiar a la sociedad. Sólo esa.

El gobernante no debe ser una persona indeterminada. Es su eticidad la que lo determina. Es su moralidad ante la sociedad. Esa es su carta de presentación diaria. Nada mas.

Gobernar es tener credibilidad, porque al final del día, el poder descansa y se sostiene en un sistema de creencias. Si estas se vulneran, todo se derrumba.

El gobernante es un símbolo nacional. Un ser del que se esperan decisiones adecuadas.

Gobernar es lograr el respeto de los gobernados a través de la justicia.

Finalmente, debe de recordar el gobernante que; él solo puede hacer lo que la ley le permite, mientras que el gobernado puede hacer siempre, todo lo que la ley no le impida.

Así entonces, para que no exista la ingobernabilidad, debe de haber gobernante.