.

07:57hrs


domingo, 18 de noviembre de 2018

Nuevo programa educativo enfrenta a los estudiantes a problemas reales

México, 12 de septiembre del 2018.- La compañía dedicada a la creación de contenidos educativos Unoi propone un programa educativo para nivel secundaria que obliga a los menores de edad a enfrentarse a problemas reales y crear soluciones integrales en las que intervienen todas sus materias escolares.

Como primer paso de este nuevo modelo, los menores se enfrentan a un cortometraje en el que pueden observar diversas problemáticas como la falta de agua, la inclusión y la pobreza, después, reflexionan y se encargan de crear una solución al respecto y de presentarla en un vídeo y una revista.

Para realizar dichos trabajos finales los alumnos utilizan herramientas como cámaras y programas de edición, todo con el uso de la tecnología y basados en la inclusión y el desarrollo humano.

El proyecto forma parte del programa educativo en el que intervienen todos los menores bajo una interacción constructiva, es decir, cada uno se integra dependiendo de sus intereses e inteligencias.

La formación integral que interviene en el programa también procura el aprendizaje de capacidades para emprender, por ejemplo, para vender el producto final del proyecto.

De esta manera, los jóvenes menores se enfrentan cada trimestre a problemas y ofrecen soluciones reales a nivel global y soluciones prácticas en su entorno.

De acuerdo con el director de contenidos, Ernesto Núñez, aunque el modelo tiende a realizar actividades que tienen que ver con la comunicación no dirige a los niños hacia ciertas carreras si no a que tengan capacidades integrales sin importar a qué se dedicarán en el futuro o bien cuál será su preparatoria o universidad.

Así el modelo constructivista pone en el centro de la educación al alumno bajo la premisa de formar ciudadanos competentes para el siglo XXI en diferentes áreas.

Durante una muestra del sistema en el Colegio Europeo Robert Schuman, fue posible conocer el trabajo de los alumnos, que a diferencia del sistema tradicional de los años pasados, cuentan con tabletas electrónicas a su disposición no necesariamente tienen que estar en sillas, pueden estar en sillones o incluso recostados mientras investigan los requerimientos de la profesora.

Aunque el modelo en primaria se ha implementado desde hace ocho años con un impacto en 400 colegios y cerca de 115 mil alumnos, ésta es la primera vez que se pone en marcha el modelo en adolescentes.

En los últimos dos años el desarrollo del modelo de secundaria y la actualización del programa de primaria ha tenido una inversión de 138 millones de pesos, con el trabajo de 400 personas entre diseñadores, correctores de estilo, pedagogos, editores y especialistas en diversas materias.

En el colegio los jóvenes que estudian la materia lengua materna antes conocida como español pudieron investigar acerca de las lenguas indígenas, interactuar con sus compañeros de clase y finalmente realizar la relación del tema con otros problemas como la alimentación.

El director de comunicación social de Unoi, Rodrigo Cosío, señala que para implementar el modelo, los padres de familia tiene que invertir cerca de cinco mil pesos que se suman al costo de una tableta y el precio es independiente al costo de colegiatura e inscripción.

Texto y Foto: Notimex