.

13:11hrs


domingo, 22 de julio de 2018

Familias pobres en México requieren de entre 6 y 11 generaciones para alcanzar ingreso promedio de la OCDE

México, 09 de julio del 2018.- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) resaltó las graves consecuencias que tiene en todo el mundo la desigualdad en los ingresos de las personas, ya que, considerando los actuales niveles, un niño de una familia pobre necesitaría por lo menos 5 generaciones para alcanzar solo el nivel medio de ingresos, que en promedio registran los países de ese organismo internacional, recrudeciéndose así, la estancada movilidad social.

Aunado a lo anterior, esta condición, genera que las perspectivas de movilidad salarial, entre las generaciones tiendan a ser más desfavorables en los países en donde la desigualdad en los ingresos es alta, y más favorables en los países con menos desigualdad.

Lo anterior, se desprende del informe de la OCDE “¿Un elevador social descompuesto? Cómo promover la movilidad social”, sobre el cual conversamos con Gabriela Ramos, directora del mencionado organismo, quien habló sobre lo preocupante de estos resultados.

Al referirse al caso de México, dijo que esta situación es aún más desigual, pues en nuestro país se requerirían de entre 6 y 11 generaciones para alcanzar el nivel medio de ingresos, algo parecido a lo que ocurre en países como Argentina, Brasil y Colombia.

Además, para el caso de nuestro país, dijo que, dadas las condiciones actuales, se puede advertir que uno de cada dos mexicanos que han nacido en pobreza se quedará en pobreza toda su vida, es decir más del 50% de la población. Muestra de que la posición de los padres determina la posición de los hijos.

Gabriela Ramos, resaltó la importancia de la educación de calidad en todos los países, pues es ahí en donde se pueden abordar las desigualdades más acuciantes, muestra de ello, dijo, es que un niño que tiene más de tres años y vive en pobreza, cuando llega al preescolar, si es que llega, trae una diferencia de tres millones de palabras, lo que afecta su capacidad de aprendizaje.

Destacó que si una persona tiene padres laborando a niveles gerenciales, un 60% tienen amplias posibilidades de llegar a ese nivel, pero, en el caso de alguien para quien sus progenitores no alcanzaron niveles de estudios más allá de la secundaria, solo tiene el 25% de posibilidades de llegar a un cuadro gerencial, lo cual repercutirá en sus ingresos.

En ese sentido, recomendó a los países instituir políticas que brinden a todos la oportunidad de tener éxito, aumentar las inversiones en las políticas para educación, sobre todo a temprana edad, a la salud y a la familia, los que crearían condiciones más justas para los niños desfavorecidos y moderaría el impacto de las privaciones financieras en el futuro.

L directora de la OCDE también consideró muy importante que las familias más pobres, puedan acceder a viviendas asequibles de buena calidad y transporte, así como una mejor planeación urbana también contribuirían a reducir las divisiones regionales y las concentraciones de hogares desfavorecidos en las ciudades y reducir la evasión de impuestos.

 

Con información de: http://www.enfoquenoticias.com.mx/