.

03:49hrs


viernes, 19 de octubre de 2018

Aumentó 476% sabotaje a trenes, dice la CONCAMIN

  • Grupo México informa que el descarrilamiento de la madrugada del pasado sábado ha dejado 300 mil toneladas de productos diversos en espera de que la zona sea liberada.

Veracruz y México, 21 de mayo del 2018.- Mientras que el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, aseguró que hasta este momento no existe evidencia de sabotaje a los trenes de carga, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), alertó sobre 476 por ciento de aumento en este tipo de robos durante el último año.

En un comunicado de prensa el organismo recordó que durante el primer trimestre de 2017 se registraron 125 robos de este tipo en todo el país, mientras que en igual periodo de 2018 la cifra se elevó hasta 720, con una severa concentración del problema en Guanajuato, Puebla, Veracruz, Estado de México, Querétaro, Michoacán y Jalisco

Por su parte, Grupo México afirmó que el descarrilamiento de la madrugada del pasado sábado ha dejado daños sustanciales, al considerar que 300 mil toneladas permanecen en espera de que la zona donde ocurrió el incidente sea liberada y se pueda transitar.

Será hasta el próximo miércoles, cuando sean retirados todos los equipos que se vieron afectados por el percance, en tanto, permanecerán varados trenes que transportan automóviles, productos químicos, intermodales con contenedores chatarreros, así como cargamentos de cemento, sorgo, soya y maíz.

Grupo México incluso descartó que el incidente fuera resultado de una falla humana, ya que todos los trenes que recorren diariamente el país son controlados desde Guadalajara, lo que hace tecnológicamente imposible que se salgan de control.

Señaló además que tanto los trenes como las vías cuentan con todas las certificaciones y son sujetos a revisiones constantes por parte de las autoridades mexicanas, así como de la Association of American Railroads, ya que transitan tanto por Estados Unidos como por Canadá.

Con la evidencia que cuentan, señaló, concluyen que el incidente se derivó de un sabotaje que afecta una gran cantidad de productos, tanto de exportación como de importación

Ante este panorama, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Concamin, consideró que esta situación ha llegado a límites peligrosos que ponen en riesgo no solo a las poblaciones, sino también al servicio de carga y en especial a toda la economía nacional.

“Hoy se ha registrado el séptimo acto de sabotaje ferroviario en perjuicio de una sola empresa, solo en las últimas tres semanas y en un solo estado, que es Veracruz y su corredor hacia Puebla-Ciudad de México”, señaló.

Cervantes Díaz calificó de criminal y perturbador el incidente sucedido a las 4:30 de la madrugada del pasado sábado sobre las vías férreas entre Puebla y Veracruz, lo que afectó de manera severa a toda la cadena productiva del país.

Asimismo, afirmó que también se afecta gravemente a las empresas que prestan y usan este tipo de transporte, y desde luego a la economía en lo general, pues todo esto genera el temor y la desconfianza de los inversionistas.

“Es preciso que las autoridades pongan un hasta aquí a esta situación, que como ha sido informado oficialmente muestra niveles alarmantes de crecimiento en los últimos meses; la situación parece estar descontrolada”, dijo.

En este sentido, aseveró que continuarán trabajando con las actuales autoridades para frenar estos actos, protegiendo a poblaciones, empresas y la economía, además de que haran ver a todos los candidatos a la Presidencia el riesgo creciente de este flagelo. “Nadie debe ser indiferente ante un riesgo de este alcance”.

En tanto, el gobernador de Veracruz criticó que la empresa Ferrosur haya sostenido, de manera precipitada y sin un peritaje, que el accidente del tren ocurrido en los límites de Orizaba y Río Blanco haya sido a causa de un sabotaje.

En conferencia de prensa al término de la reunión semanal de seguridad realizada en Córdoba, el mandatario estatal dijo que nadie puede hablar de sabotaje si no hay un dictamen pericial que permita conocer la razón de este accidente .

“Hasta este momento la Procuraduría General de la República no tiene ninguna denuncia presentada por Ferrosur, nos parece que la empresa dio una información no sustentada, no esperó a que se elaborara un peritaje, nos parece totalmente indebido que se hable de sabotaje cuando no existe hasta este momento ninguna evidencia de que hubiera habido un acto así, no se sabe realmente la razón de este choque”.

Yunes Linares recordó que existe ya una comisión en la que está la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para investigar el percance ferroviario, pero no se puede hablar de sabotaje si no hay información o dictamen del accidente.

Abundó que esta comisión cuenta ya con un grupo de peritos en la zona, por lo que durante los próximos días tendrá que dar un dictamen sobre las causas del accidente e incluso rechazó que en Veracruz exista el robo a este tipo de transporte, ya que, dijo, estos ocurren exclusivamente en Puebla.

“Si no fue sabotaje, haremos un llamado muy enérgico a la empresa Ferrosur para que no vuelva a pronunciarse sobre un hecho de esta naturaleza sin antes contar con la evidencia, la certeza de que fue realmente un sabotaje o un accidente”.

No obstante, el mandatario estatal abundó que han reforzado la vigilancia en la zona de Córdoba con elementos policiacos, incluyendo sobrevuelos de un helicóptero, al recordar que en la región centro sigue operado el líder delincuencial Roberto de los Santos de Jesús, El Buckanas, por quien las autoridades ofrecen una recompensa por información que lleve a su captura.

Claves

El percance

• La madrugada del pasado sábado un tren cargado con granos, que se dirigía de Veracruz a Puebla, se quedó sin frenos e impactó contra otro que salía de la estación ferroviaria de Orizaba.

• Desde el momento en que Grupo México tuvo conocimiento del percance acusó un acto de sabotaje, el séptimo, dijo, en menos de tres semanas.

• En tanto, la Agencia Reguladora de Transporte anunció que conformará una comisión para investigar las causas del accidente.

Isabel Zamudio y Eduardo de la Rosa | Milenio