.

18:38hrs


lunes, 22 de octubre de 2018

El transporte público es inseguro, dicen 3 de cada 4

  • Robos, asaltos, accidentes, acoso sexual, peleas y riñas, los principales riesgos, señalan; además, es incómodo y lento: encuesta de la Cámara de Diputados.

México, 28 de marzo del 2018.- Tres de cada cuatro usuarios (74.3 por ciento) calificaron de inseguro o muy inseguro el transporte público urbano en sus respectivas localidades, mientras seis de cada 10 (63.4 por ciento) lo consideraron además incómodo y cinco de cada 10 (50.1 por ciento) lo definieron también como lento.

De acuerdo con la segunda encuesta de Movilidad Urbana del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados, 76.4 por ciento de los consultados sostuvo que el mayor riesgo en el transporte público es el robo o el asalto; 13.8 por ciento, los accidentes; 2.9 por ciento, el acoso sexual, y 1.4 por ciento, las peleas y riñas.

El sondeo detalla que la tercera parte de las personas encuestadas (34.9 por ciento) no tiene automóvil y, en consecuencia, utiliza el transporte público por necesidad.

Entre quienes cuentan con vehículo particular, solo uno de cada cinco (20.4 por ciento) estaría dispuesto a dejarlo en casa si hubiera un mejor transporte público y una proporción similar (17.7 por ciento) si aumentara más el precio de la gasolina.

A la pregunta “¿estaría usted dispuesto a compartir su auto con vecinos u otras personas, a través de una aplicación u otro medio, y establecer rutas de traslado para sus actividades cotidianas?”, más de la mitad (56.6 por ciento) respondió “sí”; la tercera parte (35.6 por ciento), “no”, y el resto no supo o no contestó.

Asimismo, más de la mitad (55.7 por ciento) se declaró contra la instalación de parquímetros y una tercera parte (32.7 por ciento) a favor, mientras seis de cada 10 (58.6 por ciento) rechazaron las fotomultas y tres de cada 10 (35.8 por ciento) se pronunciaron en pro de ese mecanismo.

Respecto a la viabilidad del uso de la bicicleta como medio de transporte cotidiano, 37.6 por ciento lo consideró “nada viable”; 27.2 por ciento, “poco viable”, y solo 32 por ciento estimó que es “muy viable”.

No obstante, al ser interrogados sobre “¿qué tan seguro o inseguro es viajar en su ciudad o localidad en bicicleta?”, casi la mitad (46.3 por ciento) respondió “inseguro” y una cuarta parte (24.2 por ciento) dijo “muy inseguro”.

Asimismo, 23.4 por ciento señaló que el traslado en bicicleta es “seguro” y apenas 2.7 por ciento indicó “muy seguro”.

En ese contexto, tres cuartas partes de los entrevistados (77.2 por ciento) afirmaron que en su respectiva ciudad hay mucho tráfico; 12.9 por ciento señaló “algo”; 6.9 por ciento, “poco”, y tan solo 2.4 por ciento, “nada”.

Sin embargo, seis de cada 10 personas (61.7 por ciento) aseguraron que sus tiempos de traslado han aumentado mucho en los últimos doce meses, en contraste con el 2.6 por ciento que contestó que esos lapsos han disminuido mucho.

El Cesop preguntó a los encuestados su opinión sobre el destino que debería tener la inversión pública para mejorar la movilidad urbana.

Tres de cada 10 (30.2 por ciento) se manifestó por ampliar el trasporte masivo (Metro y Metrobús); dos de cada 10 (19.7 por ciento), por construir distribuidores viales; dos de cada 10 (18.1 por ciento), por renovar microbuses, y uno de cada 10 (8.4 por ciento), por ampliar y construir ciclovías, entre otras alternativas.

Reportaje por Fernando Damián | Milenio